domingo, 8 de julio de 2018

En las redes sociales "SEGUIR" no es adorar, tampoco ser AMIGOS, es estar dispuesto a escuchar


Las sutilezas de las redes sociales son parte de la tarea, tanto para quien sabe darse a conocer como para quién esta interesado (o no) en escuchar. En el terreno político pueden ser la diferencia que suma o resta, ya sea por facilitar o dificultar que se sepa como piensas y que haces.

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

A Coruña, a 8 de Julio de 2018
No es lo mismos estar interesado en escuchar que estar de acuerdo en todo sin matices. Yo no pertenezco a la estirpe de los adoradores de ídolos.

Mis observaciones y decisiones, en el día a día en el terreno social y político son complicadas, no me gustan los mensajes excesivamente fáciles y simplistas, la realidad es lo suficientemente compleja para que no resistan un escrutinio largo y puede hacerse comprensible empleando algo más de tiempo.

No me gustan los mensajes difíciles en exceso..., la realidad puede ser compleja, pero siempre hay modo de explicar el mensaje en términos más sencillos y comprensibles para cualquiera siempre que esté dispuesto a escuchar con propósito de entender.

Por uno y otro motivo raramente tengo paciencia para los discursos políticos y sin embargo me gusta escuchar una entrevista entre un periodista y un representante social o político inteligentes cuando ambos tienen el decoro y la cortesía de considerar que quienes los escuchan son lo suficientemente inteligentes para ser críticos y cuestionar dentro de las buenas formas.

De todas formas, y saliendo un poco del ámbito de las redes para ver más allá de sus estrechos límites, quisiera recordar a todos que la labor social, como la política, afecta a personas, muchas de las cuales no tienen acceso o rechazan el uso de las redes sociales.

Las organizaciones sociales y políticas deberían tener claro que el papel y la transmisión directa de información, junto con el contacto humano que conllevan, no solo no han perdido su eficiencia entre determinadas capas de la población, también son, en su caso, el único vehículo para que no se pueda manipular la información que les llega desde los medios de información establecidos.

De ahí la importancia de ciertos medios de carácter público (RTVE por ejemplo), cuya neutralidad debería ser tan incuestionable como la de la red, dado que los representantes sociales y políticos no pueden hacer llegar su mensaje, cada día o en cada ocasión relevante,  a toda la población de un país por medios ordinarios.

El derecho a la información independiente es importante, cuando el interés económico es más fuerte que la intención de informar, el resultado no siempre es el deseado y el negocio engulle al interés social.

En la "era de la información" no siempre estamos bien informados, aunque quizás suframos saturación de informaciones engañosas y a menudo contradictorias.

La libertad es conocimiento de información veraz y capacidad de elección. La sola libertad de elección no garantiza absolutamente nada, solo la expresión de nuestra voluntad.

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...

Los hechos siempre hablan por si mismos


Hemos empezado una nueva etapa inesperada con la ruptura de un tiempo de retroceso absoluto; algo que, no por predecible, parecía posible. Este nuevo tiempo empezó escribiendo el presente en tiempo futuro arrastrado por el ansia, la necesidad y las prisas; ahora los hechos tienen que empezar a hablar por si mismos una vez superada la fase de sorpresa ante lo "inesperado" porque el reloj corre.

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

A Coruña, a 8 de Julio de 2018
Luego de un largo tiempo de espera cargado de luchas y sueños, con metas definidas pero sin mayorías ni protagonistas alternativos claramente viables por sus apoyos políticos y de intención de voto de repente una sorpresa de segunda oportunidad y este impasse agotador de retroceso social sostenido sin precedentes terminó abruptamente. Se abre un nuevo tiempo de esperanzas e incógnitas todavía por despejar.

Es tiempo de que hablen los hechos y las despejen, es tiempo de esperanza, una a la que todos tenemos que dar una oportunidad, no porque sea inevitable el éxito o porque sea la en opinión de todos la mejor o la única opción, si no porque es absolutamente necesario. este país no puede, en mi opinión, esperar más.

Una y mil veces hemos sido capaces a lo largo de la historia de levantarnos tras una caída. Sabemos como se hace, esta escrito en la genética de nuestra especie, en nuestra memoria como pueblo. Porque se puede y se debe hacer, podremos, pero sin dejar atrás por perdida a nuestra gente, sería un precio demasiado alto.

Que nadie convierta su interés personal o de partido por encima de la necesidad general porque ningún pueblo ni tiempo es comprensivo en la derrota por división de fuerzas en tiempos de necesidad, cualesquiera que sean las excusas no serían suficientes.
Solo queda algo por decir: ¡Buenas noches y buena suerte!

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...

Si no estas en esta foto tal vez estas en la que deberías estar


Cuando las personas se organizan para defender sus derechos al margen de las organizaciones establecidas, tal vez estas están cometiendo errores y las "no establecidas" aciertan al sumarse a ellas.

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

A Coruña, a 8 de Julio de 2018
Cuando las personas se organizan al margen de las organizaciones sociales que se supone que pretenden representarlas en defensa de sus derechos esto debería hacer a estas reflexionar sobre su trayectoria y decisiones.

No se trata de que unas u otras no tengan razón de ser, se trata más bien de cambiar el modo de hacer algunas cosas, o muchas... Tengo en mente algunos ejemplos que deberían llevarnos a la reflexión pero creo que cada cual debe hacerse sus preguntas, buscar sus respuestas.

No valen credos e inercias, la realidad es terca y el ciudadano de a pie vive con los pies en el suelo; los sueños le motivan, pero vive con los pies en la tierra ¿Qué otra cosa podría hacer en una realidad tan precaria?

Quien pretende concienciar, animar a asumir riesgos, debe estar dispuesto a pensar sin límites ni cortapisas, también debe ser capaz de asumir riesgos en primera línea pero, sobre todo debe actuar con inteligencia y reconocer cuales son sus fuerzas y contar con que su fuerza está en la calle.

Si las base social no adscrita aumenta o permanece en las mismas cifras y tal vez se organiza por su cuenta es que no estás haciendo lo correcto. Persistir en el error o la rutina no es la solución y si la organización social te supera tal vez deberías tratar de sumarte a ellos y aportar en lugar hacer oposición y empeñarte en ser el único y auténtico.

Descubriendo algunas cartas... Mi punto de reflexión lo marcan las mujeres y los jubilados. Si los parados se les uniesen y tuviesen las ideas lo suficientemente claras, entonces  arrasarían. El potencial está ahí ¿Que hace que tantas organizaciones les vuelvan, en la practica, la espalda. Es tiempo de pensar unos y sentarse a hablar los otros pero, quizás, solo quizás la sociedad no está madura ¿Por qué?

Tal vez los "profesionales" de la "concienciación" social deberían pensar en que han fallado. Ellos eran los llamados, los preparados, los más capacitados para formar, liderar y organizar y, sin embargo, están solos entre multitudes y encerrados en un gueto cuyos muros inhiben su propio crecimiento. Mientras tanto, el mundo que rodea sus muros de contención crece. ¿Se puede crecer así para alcanzar masa crítica? Yo creo que no.

Posibles aliados y declarados enemigos crecen libres de muros y el muro solo es un muro de contención que jamás abrirá fronteras, por la simple razón de que, en si mismo, es una frontera.

Enseñar lleva a la transformar la realidad por convicción. Alienta los cambios visibilizando los problemas y las opciones. Los problemas son el centro de atención y la salida obvia es afrontarlos.
La pretensión de control centra la atención en el poder. olvida los problemas, obvia el pensamiento nuevo, bloquea las ideas y convierte el poder en objetivo en si mismo.

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...

viernes, 6 de julio de 2018

Vivir un presente escrito en tiempo futuro


Es tal la ansiedad que muchas personas arrastran con los acontecimientos sociales y políticos, una fiebre que también afecta a los partidos políticos, las organizaciones sociales y los medios de comunicación, que todo se anuncia en tiempo futuro. Próximo, eso si.

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

A Coruña, a 3 de Julio de 2018

Últimamente no paro de ver titulares con verbo en tiempo futuro. Todo va a suceder, pronto sin duda. Tal es el grado de ansiedad (y/o miedo) que una parte importante de la sociedad española siente ante un futuro que se empeña en mantenerse imprevisible luego de permanecer largo tiempo desagradablemente previsible.

La larga espera, que no por inesperadamente interrumpida reduce nuestra ansiedad y eleva la tensión social, esa que ha permanecido durante más de un lustro, casi dos, en lucha constante con el hastío y la abulia.

Necesitamos sin duda que se despejen las incertidumbres... Esperamos que la inquietud nos permita disfrutar del descanso estival ¿Estarán en peligro el jolgorio turístico y la siesta? Evidentemente no. La necesidad urgente e inaplazable de trabajar alejará temporalmente el fantasma del paro alimentando el aluvión de camareros que salvaran la fiesta turística de los extranjeros. Los españoles afortunados disfrutarán del turismo extranjero, nacional, local o familiar. 

De un modo u otro la fiesta y la siesta estarán a salvo en un país en el que hasta las revoluciones cierran por vacaciones, ya sean propias o ajenas.

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...