domingo, 26 de mayo de 2013

Neoliberalismo. Tener voz tiene un precio

El poder económico tiene en su mano todos los hilos, incluido el poder político, que tiene bajo su yugo los restantes poderes del estado... ¿Que nos queda a los ciudadanos?¿Los medios de difusión de información? No lo creo...

En realidad el neoliberalismo ha puesto en evidencia en toda su crudeza que todos los caminos a la libertad tienen un precio, el que se ha de pagar para "comprar" todos los poderes que los políticos han vendido a la voluntad de los poderes económicos al convertir todo derecho en un valor sujeto al timón de los intereses de los mercados.

Un día amanecerá y descubriremos que los derechos han desaparecido y, en este régimen de esclavitud, descubriremos que han sido sustituidos por "graciosas concesiones" del poder económico que solo son exigibles poseyendo el porcentaje de acciones suficiente mientras la falta de rentabilidad no provoque que las restantes fichas de primera fila del tablero inicien una OPA hostil.

El nuevo dios es el mercado, y solo los poseedores del poder económico pueden entrar en el olimpo; los mortales de bolsillos vacíos tienen vedada la entrada en el paraíso.

Ya no existe el periodismo como cuarto poder, solo son correos del zar económico del momento y el lugar... La verdad ya no existe; sus "buscadores" solo escriben al dictado y, bajo el yugo, el palo anula a todo individuo o grupo que pretenda sacudirse las cadenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!