miércoles, 14 de agosto de 2013

Preferentes y Subordinadas de NCG en A Coruña. Retirada pública de efectivo

Desde A Coruña, para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

Imagen de la concentración final en sucursal Obelisco


El dia de ayer, Martes 13 de Agosto de 2013, fue día de concentración, cadena humana y retirada de fondos como protesta y medida de presión de los afectados por Preferentes y Subordinadas de NGB (Antes NCG, Caixa Galicia y Caixa Nova.... En el futuro ni se sabe, pero sinceramente me importa menos que un EVO).

La acción comenzó a las 11:30 de la mañana,  y terminó a las 13:00, como es habitual. Empezó por la concentración ante la Oficina Central (en adelante OP) de A Coruña, sita en la calle Rua Nova, en la que se retiró dinero como medida de presión visible para el banco, la ciudadania y la prensa, cuyo objeto es conseguir la devolución total de los ahorros de los titulares de preferentes y subordinadas. El siguiente paso fue una cadena humana desde la OP hasta la oficina del Obelisco en el Cantón Grande, ante la que continuó la protesta hasta la hora de terminación a las 13:00.

Al retirar el efectivo en ventanilla los afectados dejaron constancia en una hoja de reclamaciones de la protesta por la comercialización indebida entre ahorradores, reclaman la devolución del 100% de sus ahorros, del importe retirado y anuncian que estas acciones de retirada de efectivo continuaran hasta la devolución de la totalidad de su dinero. Reclaman así mismo la continuidad del arbitraje.

Sobre y hoja de reclamaciones con información de la plataforma, las reclamaciones y el efectivo retirado en ventanilla

Esta larga movilización es modelo de acción por su constancia, mas de año y medio de lucha continuada, desde que se supo del engaño hasta la actualidad. Solo la prepotencia sostenida con nuevos engaños y ocultaciones de información sostiene la mínima credibilidad del banco.

¿Quién confiaría sus ahorros a una entidad que engaña a sus depositantes más modestos abusando de su edad, discapacidades o desconocimiento...? Creo que todos y cada uno de los titulares de cuentas, depósitos y otros productos financieros deberían hacerse esta pregunta.

¿Cuantos de los motivos por los que originalmente depositaron su dinero los clientes siguen estando vigentes? Cada uno de ellos deberá responder a este interrogante y tomar sus propias decisiones en consecuencia...

Creo que hay muchos motivos para la reflexión de todos los ciudadanos sobre el papel de la clase política, de todos los gobiernos durante el proceso de comercialización, de los órganos de control, de los responsables de las entidades y el personal encargado de su comercialización...

En última instancia esta en entredicho el papel de todos ellos y, por una vez, las instituciones de justicia estarán en su propia balanza hasta que den una respuesta, tanto a las reclamaciones monetarias como a las responsabilidades políticas e institucionales, tanto en el ámbito civil como en el penal.

Vivimos en tiempos difíciles, la ciudadanía espera que el gobierno, los legisladores, los órganos de control, los sindicatos y especialmente los bancos implicados den la respuesta adecuada. En mi opinión esta sería inevitablemente la devolución del dinero, la depuración de todas las responsabilidad y la introducción de los cambios necesarios en todos los ámbitos afectados, para que no vuelva a repetirse una situación semejante.

De la respuesta dada dependerá la confianza o desafección de los ciudadanos a todos las empresas, instituciones, órganos de control, organizaciones y gobiernos afectados.


La paciencia esta agotada, y el reloj corre... Ningún estado de shock de la ciudadanía puede ser eterno y las respuestas a la actual situación del país se verán sin duda en todos los ámbitos. Más allá de las protestas, la respuesta de los pueblos es visible en sus actos cotidianos, en su actitud con respecto al estado, las instituciones, las empresas y todos los poderes... De un modo u otro este país pagará un precio si la respuesta no es adecuada, la perdida de confianza ciudadana, algo bastante más difícil de borrar e ignorar que la "desconfianza" escenificada por los "poderes económicos.

En la arena nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!