lunes, 12 de agosto de 2013

¿Como combatir el shock social inducido?


Desde A Coruña, para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

Este mundo, bajo el maquillaje o sin el,  se parece demasiado al 1984 de Orwell. No es tan relevante el color político de los gobiernos, su carácter francamente dictatorial de unos o el delgado barniz de democracia de otros, como la intención perversa y los actos de las élites que mueven los hilos del poder real.

Un ciudadano que, ante las actuales circunstancias, quiere ser consciente de la realidad en que vive y actuar como apoyo u oposición críticos lo tiene realmente difícil... En la era de la información, la desinformación reina. Quienes pretenden informar honradamente encuentran enormes resistencias desde los poderes reales y la política que los apoya para acceder a toda la verdad, incluso las verdades incómodas para su pensamiento personal o las lineas de su medio... Quienes desde los medios "sirven" a una opción política de modo perverso, de modo inteligente o estúpido, encuentran siempre los apoyos oportunos desde todos los poderes.

¿Se puede en este contexto informar o ser informado de modo correcto y completo...? Sinceramente lo dudo..., pero sin duda es un reto que todos, desde los medios (periodista, que no empresas), deberíamos asumir como obligación moral y, como tal, como fuente de "placer" ético, si tal concepto puede y tiene razón de existir.

En mi opinión, se puede extraer una parte relevante del conocimiento de la realidad. Puede obtenerse entresacando parte de la información de todos los medios, estudiando los precedentes y los hechos resultantes de cada acción emprendida por los poderes. Todo ellos pueden y deben analizarse con el objeto de, con ayuda de ciertas deducciones razonables, inferir las conclusiones correctas que nos permitan rellenar los espacios vacíos de este un puzzle incompleto, cuya veracidad ha de procurar contrastarse.

Este ciudadano que pretende ser consciente de la realidad sin duda tiene como obligación ética asumir su papel de apoyar las decisiones de los poderes que considere correctas y contradecir aquellas que considere equivocadas o maliciosas... A eso se le llama, nos guste o no, hacer política, en el más sano y amplio sentido de la palabra, algo que no tiene por que tener que ver con partidos, otras fuerzas de gobierno o presión establecidas.

Bajo dictadura, democracia (real o puramente formal) o cualquier otro sistema de gobierno imaginable, la obligación moral de participar en las decisiones de la colectividad es un acto moralmente insoslayable. Esto es así incluso en un sistema de gobierno basado en el asamblearismo perfectamente horizontal. Nos guste o no, salvo raras excepciones, la mayoría de nosotros vivimos en sociedad y, como individuos, también tenemos una parte alícuota de responsabilidad de las decisiones que la colectividad toma.

En mi opinión, la situación actual a nivel mundial, es una enorme presión desde los poderes económicos y políticos, hacia un neoliberalismo salvaje. La mayoría de la población es bombardeada de modo constante con noticias alarmantes (reales o ficticias) que han provocado en muchos de los ciudadanos un estado de shock inducido con toda intención... El miedo es una herramienta terrorífica en manos de cualquiera, pero más lo es en manos de los poderes políticos y reales que nos gobiernan. Lleva con facilidad a asumir perdidas de derechos como un mal menor...

¿Como combatir este miedo, este estado de shock, para poder tomar como ciudadanos decisiones razonables y realmente libres sobre los asuntos públicos y sus efectos sobre la vida privada de todos nosotros?

Esta es sin duda una buena pregunta, una que me lleva atormentado de modo continuado desde que se produjeron y cuajaron las reacciones ciudadanas masivas de protesta en todo el país en mayo de 2011 y antes en otros paises del mundo...

¿COMO PIENSAS QUE SE DEBERÍA ORGANIZAR LA REACCIÓN CIUDADANA A LA SITUACIÓN ACTUAL?

NO ES UNA PREGUNTA FACIL, HACE FALTA UN  MUCHO DE CONOCIMIENTO DE LA NATURALEZA HUMANA, TAMBIEN DE PSICOLOGÍA DE MASAS. ES PRECISO CONOCER LAS MOTIVACIONES, REACCIONES, CAPACIDADES Y LIMITACIONES DE LOS GRANDES GRUPOS HUMANOS. ES PRECISO TENER EN CUENTA LOS EFECTOS DE LA COMUNICACIÓN, DE LA CAPACIDAD ACTUAL DE ASUMIRLA COMO ALGO ACCESIBLE A LOS INDIVIDUOS, TAMBIEN ES IMPORTANTE TENER EN CUENTA LOS RIESGOS PARA LA PRIVACIDAD, EL PUNTO DE VULNERABILIDAD DE ESTA MISMA FACILIDAD.


De ti que tal vez me estés leyendo, espero tus reflexiones, tus respuestas tal vez... La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos y del paso del tiempo.


En la arena nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!