lunes, 5 de agosto de 2013

Cuando la paralisis del poder y la sociedad es un hecho


Desde A Coruña, para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

Sea o no el propósito de quienes ejercen el poder o presionan a quienes lo ejercen en cualquier parte del mundo, en mi opinión la sociedad esta en buena parte en estado de shock. Esa es al menos la impresión que me da la calle... Cada cual a su manera reacciona, unos sumergiéndose en la cotidianidad de su lucha individual por la supervivencia, otros luchando, muchos buscando la huida en el ocio,... Quizás todos tomamos en cierto grado elegimos en un momento u otro cualquiera de estas vías u otras que ni puedo imaginar.

No voy a especular sobre si es una situación planificada o simplemente producto de la ineficacia del poder en algunos o muchos países, dejo esa tarea a los cazadores de cabezas, mi propósito en esta publicación es simplemente expresar mi opinión.

Acercando la lupa a mi país, y aun más cerca, a la ciudad de A Coruña, luego de ver la perdida de fuerza progresiva de las movilizaciones sociales, agotadas las fuerzas de sus participantes por la movilización constante durante mas de dos años, por la agresividad o la indiferencia inamovible del estado me pregunto...

¿Que mas puedo hacer?

Podría seguir empleando mi tiempo, mis energías en las múltiples facetas de la movilización social (organización, acción, testimonio mediático,...)  hasta agotar completamente mis fuerzas o reservarlas limitando mi papel a la tarea de información y la participación ocasional dejando a otros papeles más activos. He elegido esta última opción, nadie puede estar eternamente corriendo de la procesión al campanario y sobrevivir...

Bienvenidos a la sala de espera de la realidad, donde todo ocurre solo a través del objetivo de una cámara, donde las conversaciones de café especulan de modo más o menos fundado sobre el futuro, donde se observa pasar al mundo en espera de que vuelva a valer la pena el salir a la calle a tomar un papel más activo en los necesarios cambios sociales...

Bienvenidos al mundo paralizado, donde la población se atrinchera en la cotidianidad de su vida, de su entorno cercano, del ocio, en espera del despertar social que el poder se empeña en apagar por la fuerza y la ignorancia de sus cinco sentidos.

En la arena nos veremos, detrás de la cámara, con el boligrafo en la mano, estaré como testigo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!