jueves, 26 de septiembre de 2013

Estado de crisis: La austeridad

Evidentemente las palabras austeridad, individualismo, solidaridad y empatía no son nuevas, los modos de pensar y actitudes ante la vida y la convivencia social a que se refieren tampoco... ¿Como se están usando en estos tiempos desde la política...? Esa es otra batalla bien distinta, quizás porque desde todos los poderes se tergiversa su significado con intención de alterar el razonamiento de los destinatarios del mensaje, los ciudadanos.

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...



En las circunstancias que vivimos actualmente se habla de crisis en los parlamentos, los medios y la calle para referirse a la situación de ausencia de recursos económicos disponibles para los estados, las instituciones, las empresas  y los ciudadanos, pero pocos hablan con fundamento de sus causas,  de los remedios que se han utilizado en otros periodos de la historia para afrontar el mismo problema y de los resultados obtenidos.

En mi opinión el rumbo correcto depende más de un enfoque ético que de teorías económicas o ideologías políticas. Si como indivíduos no somos capaces de ver las ventajas de la colaboración frente a la competición siempre estaremos creando vencedores y vencidos, el germen y el fruto de cualquier conflicto, la guerra sin fin.

La austeridad mal entendida, centrada más en la restricción social de recursos, bienes y servicios considerados en otro tiempo bién público, derecho, solo puede ser vista con su cara agria, áspera... No es la hormiga frente a la cigarra, es el furor puro y duro de la desconsideración y la falta de empatía, la negación de la solidaridad, el camino que, desde el individualismo feroz que asola a nuestra sociedad, nos aleja de todo progreso social.

Son los frutos amargos de la mercantilización que invade el terreno de las normas de comportamiento. El resultado de la victoria de tener sobre el ser en la batalla de la autoregulación del comportamiento individual y social.

Cuando este pensamiento y el  comportamiento derivado invaden el espacio de la esfera política de poder se extienden como una plaga que arrasa paises, continentes, ... Cuando es un movimiento planificado es tan letal como un arma de destrucción masiva. En mi opinión, en este momento, lo es. Actua como un depredador, paralizando a la víctima mediante el miedo, el shock social,  para devorarla mientras está aun con vida.

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...


Empatía: f. Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.
Real Academi

Solidadridad: f. Adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros.

Individualismo: m. Tendencia a pensar y obrar con independencia de los demás, o sin sujetarse a normas generales. m. Tendencia filosófica que defiende la autonomía y supremacía de los derechos del individuo frente a los de la sociedad y el Estado.

Austeridad: Cualidad de austero.

Austero: adj. Severo, rigurosamente ajustado a las normas de la moral. adj. Sobrio, morigerado, sencillo, sin ninguna clase de alardes.
 adj. Agrio, astringente y áspero al gusto. adj. Retirado, mortificado y penitente.

Progreso: m. Acción de ir hacia adelante. m. Avance, adelanto, perfeccionamiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!