lunes, 23 de septiembre de 2013

¿Que se puede hacer? Vs ¿Que se debe hacer? Los principios técnicos y éticos quedan fuera...

Las sociedades democráticas cuentan con poderes políticos y judiciales, que se supone que son la base de su legitimidad y teóricamente garantizan la gobernabilidad, todo para administrar la soberanía delegada en los representantes. Las administraciones públicas son las encargadas de las tareas burocráticas y la conexión entre los ciudadanos y los poderes públicos.

  •  Los poderes políticos, que actúan a través de cámaras de representantes y ejecutivos en los distintos niveles de división política del estado. Entre ambos hay una clara distinción pese a que tienen en común el carácter político. Mientras una vertiente legisla y somete a control, la otra gobierna.
  • El poder judicial  independiente, que actúa para que se respeten las leyes y tomando las medidas necesarias para resolver los conflictos y diferencias en la interpretación de las mismas.

Esto es la teoría pero...

¿Como actúa el poder político desde los poderes ejecutivos y los legislativos?¿Como actúa el poder judicial desde sus distintos papeles en la judicatura, la fiscalía y la abogacía en sus distintas instancias...? 

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...



Mi reflexión en el día de hoy es sobre el papel de la ética, tanto en los distintos poderes del estado, como en otros poderes de facto, como el ecónomico o el mediático, el llamado cuarto poder. Es decir, trata sobre el quinto poder, sobre las personas e instituciones que sirven de referentes éticos y morales; también sobre su influencia en la concepción de lo ético y moralmente correcto en la ciudadanía. A fin de cuentas, políticos, jueces, abogados, fiscales, funcionarios, empresarios, sacerdotes y "similares", filósofos, periodistas,... son todos ciudadanos de a pié que por sus conocimientos reconocidos "oficialmente" y sus "meritos" ocupan puestos determinados en las tareas de cada uno de los poderes...

Creo que la clave es que hoy demasiadas personas en cargos relacionados con el poder, la administración o la ciudadanía están más preocupados por lo que se "puede" hacer dentro del marco político, institucional, normativo y ciudadano, que por lo que se "debe" hacer dentro del mismo.

Todos están, estamos, llevando al límite en sus realizaciones lo que "se puede", ignorando el espíritu (el "se debe") que inspiró constituciones, leyes, reglamentos y libros de política, ciencia, "ética" y "moral"...

No es nada sorprendente, teniendo en cuenta la invasión del mercantilismo en el territorio de todos ellos, justo el único poder que no admite más reglas que la del "beneficio" particular, por medios directos o indirectos y que sin ningún rubor se manifiesta en privado partidario de obtenerlo incluso al margen de la legalidad, otra cosa son las campañas de marketing ético,... A los poderes del estado ya no los controla el debe ser, sino el puede ser... Han sido comprados exactamente igual que las otras ramas del poder real.

¿Quién manda? Quien da mas a quien puede comprar y consigue elaborar la campaña de propaganda mas sofísticada y creible para engañar a una sociedad con vestida con muchos conocimientos técnicos, pero desnuda de razón, independencia de criterio y principios éticos.

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!