domingo, 1 de septiembre de 2013

Siria. La guerra, la incomprensible inacción y la precipitación indecente


Afortunadamente poco se de guerra, lo más cercano que he estado a ella ha sido manejando sus instrumentos mortales en la milicia obligatoria que ya es historia en mi país (Por ahora) o en mi visita a zonas "seguras" en un país en conflicto interno, Colombia. Aun así me veo en la obligación moral de tomar postura como votante responsable de la designación de los políticos que tomaran decisiones al respecto en mi "representación".

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

Me veo en esta obligación moral de reflexionar sobre ella cuando un aliado de la OTAN se permite la libertad de intervenir en un conflicto y cuando nosotros, u otros miembros de la alianza, es posible que en un momento u otro intervengamos, directa o indirectamente, con o sin autorización de la ONU, sea esta a remolque de los países más poderosos en su interior o por iniciativa propia, con supuestas intenciones de "pacificación" a tiro limpio.

A fin de cuentas ya hay precedentes. Iraq, Afganistán,... Las guerras son una dolorosa lacra, las postguerras una lamentable e indecorosa muestra de la prepotencia militar, política y económica de las grandes naciones y de los títeres que a menudo imponen en los países vencidos.

En el caso concreto de la guerra de Siria, quizás escarmentados por los fiascos de Iraq y Afganistan (dos veces, bajo distintos déspotas, con distintos contendientes exteriores directos o mediante suministro de armas), por no hablar de ejemplos mas antiguos como Vietnam u otros muchos que ni recuerdo,  se ha pretendido actuar con una precipitación indecente, presionando a los aliados para actuar en su apoyo.

En este caso las prisas de Obama se han visto frenadas por la resistencia de los responsables políticos aliados, de sus parlamentos, quizás por las dudas de estos sobre el apoyo de su opinión pública. El resultado es que una acción que se pretendía inmediata se ha visto frenada por la desaprobación de los comunes en Reino Unido y algo similar, por parte de sus líderes políticos o cámaras de representantes ha ocurrido en otros once aliados.

Ahora Obama busca apoyo en las cámaras legislativas de su país, quizás esperando que asuman la pesada carga de la responsabilidad en la defensa de "sus intereses"  que no necesariamente de la justicia o la legalidad internacional, eso nos otorga una "tregua" que como ciudadanos debemos aprovechar para reflexionar y definir nuestra postura

De todos modos no nos calmemos demasiado, el tiempo apremia, estamos hablando del 9 de Septiembre, si no he entendido mal, es la fecha prevista para la votación en las camaras USA.

Debamos tener en cuenta que el dictamen definitivo de la comisión de la ONU que ha ido a Siria a valorar el ataque con armas químicas llegará después.

¿Es admisible que USA actúe por su cuenta al margen del dictamen definitivo de la comisión? Yo creo que no, y no sería ni tolerable ni elegante que se le otorgase el "permiso" una vez que ya haya emprendido la acción sin el. El papel de la ONU como árbitro que otorga legitimidad a la acción quedaría en entredicho, de hecho debería reprobarla si se produce sin su autorización y que ello conlleve consecuencias para los USA, aun habiendo motivos para la acción segun el resultado de la comisión.

En mi opinión, si no se ha actuado antes en la guerra de Siria para proteger a los civiles, con mas de cien mil fallecidos y muchísimos más desplazados por el conflicto, el solo hecho que de mil hayan fallecido por un ataque químico, no debe llevarnos ahora a actuar ahora con una prisa indecente sin el respaldo de las cámaras de representantes de los países, sin el respaldo de la ONU, sin esperar al dictamen de la comisión de expertos que se han desplazado a la zona y con un dudoso apoyo de una opinión pública que en muchos casos carece de información o sufre una desinformación intencionada.

Sobre las armas de destrucción masiva de cualquier índole me viene a la memoria la frase de un supuesto traficante de armas en una película que argumentaba que las armas nucleares permanecian en sus silos y no no actuaban en realidad como armas de destrucción masiva aunque tuviesen esa capacidad, sin embargo, los modestos AK-47 si actuaban como tales, aunque no lo fuesen. Por este simple motivo que a nadie parece espantar el lento goteo de muertes que provoca una guerra convencional. Solo cuando se producen muchas juntas parecen saltar las alarmas que hacen despertar la "conciencia" social al ser noticia en los medios.

El que hayamos llegado a una situación en que ha podido ocurrir una intervención precipitada, sin que la comisión de la ONU haya terminado su trabajo de análisis y los aliados hayan tenido acceso a la información que supuestamente la demuestra o justifica, no debe llevar a cuestionarnos el modo en que se toman las decisiones y si debemos tolerar que los USA puedan tomar estas decisiones y sus aliados habituales respaldarlas, actuando como "policia" del mundo, interviniendo directamente en los conflictos sin contar con la aprobación de la ONU y sin su supervision.

Este cuestionamiento es válido para cualquier país que decide por su cuenta intervenir en un conflicto interno de un país extranjero.

También debemos poner sobre la mesa el papel de la ONU en la reprobación de la intervención indirecta de muchos países proporcionando armas a los contendientes de conflictos, antes o después de iniciados y su lentitud en la toma de decisiones que no frena a los contendientes, no frena la los que desde fuera intervienen sin su permiso, no frena los abusos sobre el terreno de las tropas que intervienen en su nombre, no frena los abusos en el gobierno de los territorios bajo la supervisión de quienes acuden en su nombre o en nombre propio a frenar los conflictos hasta el momento en que devuelven el gobierno su autogobierno a los naturales del país.

De ti que me estás leyendo, espero tus reflexiones, respuestas tal vez... La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!