sábado, 4 de enero de 2014

2014: Un nuevo año

El cambio de año, un simple marcador para llevar cuenta del avance del tiempo que queda atrás, del que nos queda por vivir a nosotros y a las próximas generaciones... 

En los últimos años hemos vivido una "crisis" que ha afectado profundamente a nuestro modo de vivir. La clase política y los poderes económicos han tomado decisiones que nos afectan a todos y cada uno de nosotros, los ciudadanos también. Desde las urnas, desde las manifestaciones de protesta o apoyo, desde nuestras decisiones vitales en el diario vivir también lo hemos hecho.

Independientemente del origen de la crisis y de las decisiones, agradables o desagradables, que era preciso tomar, hemos de pensar en que se ha hecho, si se ha actuado con honestidad y justicia. De las conclusiones que saquemos dependen nuestras decisiones futuras, y de ellas el rumbo de nuestras vidas individuales, de nuestro futuro como colectividad. 

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo... 

Tal vez en el contexto económico y político en que vivimos fuese preciso hacer recortes presupuestarios, no voy a entrar en esa discusión, otros lo harán por mi. La pregunta es si los sistemas económicos y políticos que nos gobiernan están funcionando correctamente para su propósito reconocido, si es preciso introducir cambios en ellos, de que calado han de ser esos cambios, si es preciso introducir reformas o hacer cambios más radicales... 

Independientemente de ello es necesaria una reflexión sobre la actuación de los responsables de los poderes políticos y económicos, y la nuestra como ciudadanos...todas ellas en función del acceso a información veraz, capacidad de decisión y actuación.

Para ello deberíamos responder varias preguntas:

¿Disponemos los ciudadanos de información veraz que valide nuestras tomas de decisiones como verdaderamente libres? Ello validaría o invalidaría en gran parte nuestra supuesta soberanía como pueblos, como humanidad...

¿Disponemos los ciudadanos dentro de nuestros sistemas políticos de verdaderos mecanismos de control de la actuación política y económica que afecta a nuestras vidas? De ello depende en gran parte la respuesta a la primera pregunta... 

Partiendo de la realidad de lo acontecido en épocas anteriores y en la presente crisis...

¿Responden los sistemas políticos y económicos, sus estructuras de gobierno, burocráticas e instituciones a nuestros intereses colectivos o solo a los de las élites que ejercen el poder económico y político? Hay mucho en que pensar con los ojos puestos en lo acontecido y en lo que acontece más que en nuestras propias convicciones previas. Otros tiempos, otras reflexiones, tal vez las mismas o diferentes conclusiones y decisiones.

 Como individuos hemos de hacer una valoración justa, que mire más allá de nuestros intereses personales y nacionales. Si queremos pensar y actuar como humanidad ante unos poderes económicos y políticos que caminan hacia una visión global del mundo, de la humanidad. Partiendo de nuestras conclusiones personales nos toca actuar como individuos, como colectivos humanos, dentro del ámbito de los órganos de representación política donde los haya, en las calles cuando proceda haciendo uso de nuestras libertades donde las haya.

No es tiempo de olvidar, es tiempo de pensar, de decidir, de hacer. A buen entendedor pocas palabras bastan

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!