martes, 11 de marzo de 2014

22M. Marchas por la dignidad. No es tiempo de silencio para ciudadanía y medios de comunicacion.

Es lamentable el silencio medíatico que bloquea y dificulta el conocimiento publico de la información acerca de las "Marchas por la dignidad" que tienen como destino Madrid en fecha #22M en los medios de difusión establecidos en papel o vídeo. Nada justifica un tiempo o pacto de silencio.

La libertad de información no puede amparar el incumplimiento de la obligación moral de informar.


Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...



No es función habitual de los medios de difusión convencionales hacerse eco por anticipado de los acontecimientos próximos. No son un calendario de actividades, aunque bien podían serlo y a menudo lo son, ya sea por propia iniciativa o a través de publicidad pagada.

Sin embargo ha de decirse también que si es su "deber cívico" como "cuarto poder" y "control de los poderes públicos" (se le supone) informar de los acontecimientos relevantes en curso, sin que sirva ninguna excusa para justificar su silencio cómplice con el poder.

Es indudable que es un acontecimiento relevante una marcha hacia la capital del país desde muchas poblaciones de todas las comunidades autónomas en protesta por la situación política y económica y para exigir soluciones y un cambios de rumbo. Miles de paginas de información con textos explicativo, fotografías y vídeos que circulan por internet muestran lo injustificado de esta falta de atención y cobertura.

Otro tanto ocurrió con el movimiento 15M desde su nacimiento a pesar de los múltiples acontecimiento de relevancia evidente, entre ellos las marchas a pie a Madrid y a Bruselas.

Tiempo es de que se asiente la más bien tímida tendecia a introducir cambios en la política de los medios en este aspecto para con las movilizaciones sociales de protesta y reivindicación por una situación y actuaciones francamente lamentables de los poderes públicos y privados que rigen muchos aspectos de nuestras vidas.

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!