jueves, 10 de abril de 2014

Realidad transparente. La huida hacia una normalidad inexistente

Cada mañana la legalidad redescubre desde su persistente desmemoria de la politica, corregida por la agenda y las hemerotecas, que si conocía a la justicia ayer... Y una enemistad nace de nuevo para satisfacer la rapacidad del poder político, auspiciada por el poder ecónomico que llena su escudilla.

Entre tanto, a pie de calle, cada cual huye hacia una normalidad ficticia de sueño, deglución, copulación, pa/ma-ternidad, defecación,...  en espera de la muerte.

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

¿Por quién doblan las campanas? Por ti y por mi.
En verdad parece que la realidad ineludible del día a día fuese transparente, el hastio nos hace huir hacia una normalidad ficticia, fisiológica, onírica,...

La resignacion hace tiempo que ha dado paso a la negación como única via de superacion ficticia para sobrevivir en espera de la muerte, como un animal domestico resignado a vivir en una orgia de fisiologia y sueño hasta el tiempo del sacrificio.

A ti que no luchas solo te puedo decir que surco  a surco, semilla a semila, estas sembrando tu destino, nuestro destino, dando "vida" a la muerte antes del tiempo convenido. Ya que tu camino es la aceptacion ciega del sistema, desde la abstención instalada en la pasividad o el voto como único camino, espero que al menos tu voto o su ausencia diga algo en las próximas elecciones.

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!