martes, 6 de mayo de 2014

Elecciones europeas 2014: Distinguir la paja del grano y decidir. No creo oportuna ni conveniente la abstención.

Personalmente pienso que, distinguir la paja del grano en las campañas electorales, es fundamental. ¿De verdad tenemos claro que lo que nos ofrecen es posible, de ser así ¿cuando y como?, y que cantidad de representantes lo haran viable...? Eso dando por supuesto la capacidad, la voluntad y la integridad de los candidatos, que ya es mucho suponer.

Lo más frustrante en mi caso es saber que en este momento quienes pueden hacer lo que considero correcto no quieren y que quienes creo que quieren hacerlo no pueden a corto e incluso medio plazo.

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

Mi decisión personal de voto aun está pendiente, pero tengo claro en que dirección quiero que avance España, Europa y el Mundo. Creo que he de conformarme con pequeños pasos en la dirección correcta. Nadie puede ofrecerme la solución que creo correcta a corto plazo, pero es importante que las voces discrepantes con el rumbo actual se hagan escuchar y es en mi opinión obligación moral de quienes lo creemos necesario hacerles eco para que lleguen a la población europea en general.

¿Es creíble en el momento actual que los dos grandes partidos y sus correspondientes europeos hagan cambios significativos de dirección? Pienso que no. No están en condiciones de ofrecer un proyecto nuevo, solo más de lo mismo, con o sin edulcorante. El rumbo previo de ambos dice mucho de lo que puede venir.

¿Es creíble que los nuevos partidos o las alternativas ya existentes que todavía no han gobernado en España y Europa puedan realmente ofrecer un cambio de calado en el proyecto económico y político? Pienso que, si se dan las circunstancias adecuadas podrían apoyar cambios significativos, pero probablemente dependiendo de apoyos de fuerzas ya existentes con mas representantes... Creo que su capacidad para introducir cambios de calado en el terreno económico es limitada en el corto y medio plazo. ¿Es mayor su capacidad para introducir cambios en el terreno político? Aquí hay mayores posibilidades en mi opinión.

Aspiro a que en el próximo lustro se produzcan cambios graduales en la capacidad de los ciudadanos para influir de modo más directo en las decisiones políticas y como consecuencia es posible el cambio a una Europa y una España de orientación más social y menos economicista.

Por lo de pronto debo elegir mi voto y la orientación será determinada por ese objetivo posible ¿Cual será mi elección concreta? Creo que votaré por quién me ofrezca primeros pasos y una hoja de ruta creíble que siga el rumbo que pretendo.

Si algo me ha decepcionado de la práctica política en los meetings electorales ha sido la escasa capacidad cambio del los aparatos de los partidos, apenas he notado cambios de estilo entre diferentes partidos del mismo lado del espectro político desde la transición hasta la actualidad. Me tocará, a mi como a tantos, separar el grano de la paja en los mensajes electorales y en la información de los medios. Descartaré bombardeos de propaganda, encuestas encaminadas a decir que es posible y que no y también noticias que distraigan mi atención. Solo así espero que, con el horizonte despejado de humo, sabré distinguir a quien deba elegir para otorgarle mi confianza.

De un modo o de otro, desde la pequeñez de mi capacidad decisoria como elector, prometo vigilar como un águila en lo posible cada paso que se de y quiero dejar claro que no bajaré la guardia ante aquellos a quienes otorgue mi confianza en estas y futuras elecciones. Los hechos determinaran mi voto en futuras elecciones ante un abanico de posibilidades que no se ceñirán a una opción política, aunque si a una dirección necesaria para el cumplimiento de los objetivos que creo necesarios.

¿Acaso se puede ser leal a un partido o coalición renunciando a los propios principios? Yo al menos no se hacerlo.

La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!