sábado, 9 de diciembre de 2017

Mas alla del bien y del mal: La agencia de las buenas noticias

El gobierno de este país parece ser la fuente oficial de las buenas noticias, también se atribuye la exclusiva del manejo de los focos del escenario y el papel de juez absoluto del bien y del mal. No son los únicos que lo pretenden, pero tienen la sarten por el mango y no parecen tener dudas o reparos morales en usarlo para controlar el pensamiento de las personas, de la colectividad....

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...


A Coruña, a 9 de Diciembre de 2017

Es lo que tiene el poder, la obsesión del control. Dictar cuando hemos de estar tristes o alegres, que es verdad o mentira, que es importante o trivial. Construyen la realidad a empujones, crean el mensaje, nos prestan las gafas ¿En verdad no tenemos otra opción?

La opinión pública, si tal existe y puede ser definida como un todo único... ¿Qué es al fin?. Quizás la suma de sus partes, una estadística... ¿Qué contribuye a formar nuestra opinión como individuos? ¿Como sumamos pensamientos y voces?

En esta cuestión sin duda el papel de los medios de comunicación, su independencia (o dependencia), el espíritu que los anima tienen algo que ver, pero no son los únicos, aunque hay que reconocer que, independientes o no, tienen casi toda la artillería, la de mayor calibre y estratégicamente distribuida. Dependemos de ellos para saber de cuanto ocurre lejos del alcance de nuestros ojos, tanto cuando ocurre lejos, como cuando es excesivamente complejo o extenso el conocimiento que es necesario adquirir.

Hoy en día, con la accesibilidad casi generalizada de los medios técnicos y de comunicación  para una gran parte de la población parece que pudiese ser posible una menor dependencia de los medios para conocer cuanto sucede pero ¿Realmente es así? En gran parte esto depende de la capacidad de organización de personas y colectivos, en otra parte depende de la independencia de las redes de comunicación y difusión, especialmente las redes sociales y los buscadores. No podemos olvidar que el motor principal de la prensa, las redes,... es el negocio, la rentabilidad. Mientras a quién aporta el dinero interese, sean particulares compradores, socios (ya sean individuos o empresas) la información llegará a destino, cuando la verdad sea buen negocio llegará la información sin manipulación.
He vivido en primera persona, como usuario, la evolución de los canales de comunicación abiertos. Desde esta perspectiva he observado como nacían medios, también como morian, las fases de experimentación, desarrollo y trivialización. Esta selección "natural" me ha demostrado que no todo lo que se escribe o se fotografía, como ocurre con los libros y revistas, merece la pena ser leído o visto, que la suma de la colectividad tiende a sumergir lo importante en un mar de banalidad insustancial, que construir relato colectivo es mucho más dificil que hacerlo como individuos.

La tarea de contar lo que ocurre, de informar, como individuos o colectivo social no es imposible, pero es más dificil cuando faltan medios, voluntad de cooperación y convicción.

Es más facil la tarea de los gobiernos y otras estructuras jerárquicas, la de los medios de comunicación convencionales con estructura empresarial. Nuestra ventaja como individuos es que somos diente de todos los engranajes, estamos en cada lugar y, aunque no somos uno solo bajo una misma directriz, tenemos la capacidad de llegar a cada rincón del mundo en cada momento, sin excepción en cuanto a lo que hacemos y/o nos afecta por nuestros propios actos u omisiones. Somos el actor y espectador por omisión.


La claridad mental de la colectividad es fruto de la reflexión de los individuos, del diálogo abierto y el paso del tiempo. Todos los caminos se abren dando un primer paso y yo procuro cada día abrir camino en la medida de mis posibilidades.

En la arena de este circo nos veremos, detrás de la cámara, con el bolígrafo en la mano, estaré como testigo cuando las circunstancias lo permitan, pero no esperes de mi solo la simple observación, a menudo estaré en la procesión y tocando las campanas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido, gracias por tu visita!